lunes, 7 de enero de 2008

¿Martínez Ares? creo que ya no sale...

-Después de cinco años sin este gran autor y después de haber sacado 20 agrupaciones, el Carnaval de Cádiz sigue su camino. No, no se ha abierto la tierra que ocupa el Gran Teatro Falla tragándoselo enterito con telón rojo y todo, hay vida después de sus comparsas. Por suerte en Cádiz hay una gran tradición, tradición con sentimiento que nace de muy dentro y se transmite de generación en generación: otros autores, comparsistas, chirigoteros, cuarteteros, (coristas...). Este año se le premia con el pregón del Carnaval y sinceramente se lo merece más que muchos de los que le han precedido en este cargo aunque ya no escriba para Cádiz, sino para Pastora Soler o Raphael. Es muy lícito que cada uno elija su camino y si este te reporta beneficios... pues mejor. Pero el Carnaval de Cádiz está muy por encima de sus autores porque no es una fiesta creada para exportar o para turistas curiosos, es la expresión de un pueblo que canta y ríe en vez de gritar y llorar, que cuenta sus penas con caja y bombo, una fiesta que si la has "mamao" te hace que se te pongan los pelos como escarpias escuchando un pasodoble. En definitiva, es parte de un sentimiento que no se puede explicar y que mucho menos puedes hacer que entienda uno de Orense... El Carnaval no es Martínez Ares, ni Juan Carlos Aragón, ni Zubiela. El Carnaval es todo el pueblo de Cádiz.
Que te vaya bien Antonio, y vuelve cuando quieras.