viernes, 24 de abril de 2009

Mi opinion sobre la manifestacion" Por el empleo y la protección social"

El domingo pasado salían a las calles de Madrid los principales sindicatos, esos mismos que se lo llevan muerto por estar callados y que no consideran el trabajo como un derecho del trabajador.
En una entrevista a Ignacio Fernández Toxo, secretario General de CCOO este "compañero" manifestó:

"Un sindicato como el nuestro, el primer sindicato del país, cuando habla de huelga general no lo hace para agitar retóricamente una proclama publicitaria. Perseguir el objetivo de paralizar la producción y los servicios, de poner en marcha toda una maquinaria sindical y convocar a trabajadores y trabajadoras a una huelga general exige algo más que vocación agitadora. Requiere de un acuerdo explícito sobre el diagnóstico de la situación económica y social, de una relación clara de agresiones a derechos sociales y laborales básicos de los trabajadores, de objetivos evaluables y conseguibles y de un amplio consenso social y sindical"

La máquina burocrática de los sindicatos aún funciona y es un arma poderosa en manos de los dirigentes sindicales reformistas. Estos últimos no quieren huelgas ni alborotos. Quieren lo que todos los burócratas quieren: una vida tranquila. Pero en las condiciones actuales no tendrán garantizada una vida tranquila. Temporalmente, pueden tener éxito en contener a las masas. Después de todo, esa es la función que les ha asignado la clase dominante y los tolera en la medida que ellos cumplen ese papel. Pero no pueden contener a las masas para siempre y, cuanto más lo hagan, más violenta será la explosión cuando ésta llegue. Y llegará.