viernes, 22 de mayo de 2009

"Nos vamos a quedar sin marineros"

Fallece un marinero al naufragar el barco con el que pescaba en Barbate

La embarcación que naufragó el miércoles en Barbate con el fallecimiento de unos de sus tripulantes llevaba tiempo sin pasar los controles obligatorios y sin renovar ningún tipo de certificado. Desde Capitanía Marítima se aseguró ayer que el barco no había sido despachado, un control por parte de la Administración Marítima para comprobar que las embarcaciones cumplen con todos los requisitos exigidos para poder navegar, y que no tenía tripulación asignada, aunque sus ocupantes estaban en la lista pesquera de Barbate.

Informacion de DIARIO DE CADIZ

En mis repetidos paseos por el puerto comprobé, entre otras muchas cosas, dos que me llamaron particularmente la atención, para mal. Una fue que la cantidad de marineros que llevaban a bordo los barcos que salían a faenar era muy superior a la legalmente permitida. Otra, que los cables y demás artilugios necesarios para echar al agua los botes de salvamento tenían incrustada tal cantidad de pintura que, de valer de algo, sólo podrían valer de adorno. Le comenté ambas circunstancias al responsable de la Comandancia: sobre el exceso de marinería me dijo que era «una tradición local», sin más. Como acerca del asunto de los botes de salvamento no parecía animado a decir nada, le pregunté si se hacían de vez en cuando los preceptivos simulacros de accidente. A ello me respondió que a la gente de Barbate no le gustaban ese tipo de cosas...

Mientras estábamos en tan fascinante charla, llamaron a la puerta. «¡Adelante!», dijo el marino. «Con su permiso», musitó un marinero, que entró, dejó en el suelo una caja de hermosos langostinos y se fue.

«Otra tradición local, supongo», le comenté a mi interlocutor, sonriéndole. Pero para mí que la observación no le hizo gracia.

La impresión global que saqué fue que en el Barbate de entonces la seguridad en el trabajo y la legalidad en general gozaban de un prestigio bastante limitado.

Escrito por el fallecido JAVIER ORTIZ


Por desgracia en mi pueblo siguen ocurriendo muertes por dejación tanto de Capitanía Marítima como del Ayuntamiento de Barbate.
En la situación de esta embarcación hay cientos por toda la costa Gaditana. Pequeños botes, a veces sin ningún tipo de certificados ni inspecciones. Con tripulación no dada de alta en la Seguridad Social e incluso sin la titulación necesaria para estar embarcados.